Qué cubren los Seguros de riesgos extraordinarios

Los seguros de riesgos extraordinarios son aquellos que cubren los daños ocasionados por situaciones extremas y de difícil previsión, como terremotos, inundaciones, incendios forestales, erupciones volcánicas, entre otros eventos catastróficos. A diferencia de los seguros tradicionales, estos seguros están diseñados específicamente para hacer frente a situaciones inesperadas y altamente peligrosas.

En España, estos seguros son conocidos como “seguros de riesgos extraordinarios” y son gestionados por el Consorcio de Compensación de Seguros, una entidad pública que actúa como asegurador en última instancia y garantiza la protección de los bienes y las personas en caso de siniestro.

Los seguros de riesgos extraordinarios cubren los daños causados por eventos naturales, tecnológicos y sociales que superan la capacidad de las compañías de seguros para cubrirlos. Entre los riesgos cubiertos se encuentran:

  1. Fenómenos meteorológicos extremos: como tormentas, ciclones, huracanes, tornadoes, etc.
  2. Terremotos: los seguros de riesgos extraordinarios también cubren los daños causados por terremotos y movimientos sísmicos.
  3. Inundaciones: estos seguros también cubren los daños causados por inundaciones, tanto de origen natural como artificial.
  4. Incendios forestales: los daños causados por incendios forestales también están cubiertos por los seguros de riesgos extraordinarios.
  5. Actos de terrorismo: en caso de que se produzcan daños debido a actos de terrorismo, estos seguros también cubren los daños.
  6. Ataques cibernéticos: en el caso de que se produzca un ataque cibernético y se cause daño a un bien asegurado, estos seguros también lo cubren.

En general, los seguros de riesgos extraordinarios cubren los daños materiales y personales causados por estos eventos extremos. Además, también pueden cubrir los costes de demolición, desescombro, transporte y depósito de restos y salvamentos, así como los costes de medidas de urgencia para evitar o minimizar los daños.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos seguros tienen ciertas limitaciones. Por ejemplo, en el caso de las inundaciones, solo cubren los daños causados por la crecida de ríos, lagos, embalses y otros cauces naturales, pero no cubren los daños causados por la subida del nivel del mar o por la lluvia que cae directamente sobre el terreno. Además, estos seguros también tienen un límite máximo de cobertura que varía según el tipo de riesgo.

En resumen, los seguros de riesgos extraordinarios son una herramienta importante para protegerse de situaciones extremas y de difícil previsión. Aunque no cubren todo tipo de daños, sí son una buena opción para aquellos que viven en zonas de alto riesgo y quieren estar protegidos ante posibles siniestros.

Algunas pólizas de seguro pueden extender su cobertura para algunos acontecimientos de esta índole. Pide información ahora para tu caso particular y te atenderé de inmediato.

Contacto
Nombre
Nombre
Nombre
Apellidos
Desea recibir emails con ofertas personalizadas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Hola 😀. Soy Daniel, cuéntame que necesitas